Claves para cenar una langosta perfecta

Imagine una cena romántica en una playa del Caribe… La luna reflejada en las aguas tranquilas, la arena fina bajo los pies, la tenue luz de una vela sobre la mesa… ¿Y en el plato? ¿Qué se imaginan?

Nuestros socios de Exclusive Traveler Club lo tienen claro: ¡Una langosta!

Tengan ya o no su membresía, desde ETC queremos compartir los secretos para preparar una langosta perfecta.

Antes de nada deberíamos tener claro que hay varios tipos de langosta, incluso en ocasiones llamamos langosta a otro tipo de crustáceos (como en el caso de la langosta americana, que es en realidad un bogavante). Por eso, no se extrañen si ven diferencias cuando comen langosta en diferentes partes del mundo.

Les damos un tip Exclusive para distinguirla de otros crustáceos similares en tamaño: La langosta NO TIENE PINZAS.

Si se atreve a competir con los chefs que trabajan sin descanso en el Caribe para los socios de ETC tiene que tener en cuenta varias cosas:

  • La langosta fresca debe comprarse siempre viva. Cuando la coja, el animal tendría que batir enérgicamente la cola.
  • Fíjese en que el caparazón no tenga agujeros ni miembros arrancados. Sí sería completamente normal que tuviera dañadas las antenas, puesto que son muy frágiles.
  • Las hembras están mejor consideradas para la cocina y se las reconoce por unas palmas que tienen en el abdomen y con las que guardan los huevos.

A la hora de ponerse manos a la obra, tendrá que poner al fuego un recipiente grande con una buena cantidad de agua que pondremos a hervir. Añada 70 gramos de sal por cada litro de agua.

Cuando rompa a hervir, introduzca la langosta y espere a que vuelva a hervir el agua otra vez. A partir de ahí, empiece a contar el tiempo utilizando esta tabla como guía:

De 400 g a 600 g 10 minutos
De 600 g a 1 Kg 14 minutos
De 1.05 Kg a 1,5 Kg 18 minutos
De 1.55 Kg a 1.95 Kg 21 minutos
De 2 Kg en adelante 24 minutos

Una vez cocinada, podremos degustar la langosta solo cocida o aliñada con una salsa picante (deliciosa). También podríamos partirla a la mitad y asarla a la parrilla con un poco de mantequilla y albahaca. A la hora de condimentarla podemos dejarnos llevar por la imaginación, pero tenga en cuenta que su carne es delicada y con un sabor suave.

Ya sabe cómo preparar una langosta en casa ¿Le ha parecido sencillo?

Sin embargo, en Exclusive Traveler Club estamos seguros de que no hay nada mejor como disfrutar de un buen servicio en un lugar de ensueño. Estamos convencidos de que la langosta le sabría mejor sentado en mesa colocada sobre la arena, con el sonido del mar arrullando de fondo y un buen vino para acompañar tan codiciado marisco.

 

¿Se le ocurre mejor manera de disfrutar este manjar? Sentado frente a la persona que más quiere en el paraíso caribeño.

Una experiencia al alcance de la mano para todos los socios de Exclusive Traveler Club.

**Si usted es socio de Exclusive Traveler Club recuerde que cada mes compartimos exquisitas recetas elegidas por el director general de ETC en nuestra revista Maravilloso News.**

 

 

 

 

Responder

20 − thirteen =