París, el destino más romántico

París, también conocida como ciudad del amor, es uno de esos destinos soñados por casi todo el mundo y el más visitado en todo Francia por la magia que transmite al visitarla.

Está ciudad es famosa por la oferta cultural y turística que te ofrece, además de ser un destino de ensueño donde puedes vivir un auténtico cuento tanto si la visitas por un viaje romántico, un viaje con amigos, una escapada de fin de curso, o simplemente si decides estudiar francés durante un determinado tiempo.

Esta metrópoli es muy completa porque logra trascender en las personas, sin importar su nacionalidad, lengua o religión, porque al caminar por sus parques, calles, bellos jardines y sentarte en una terraza para tomar un café y contemplar la arquitectura que te rodea, quedas completamente hechizado a los encantos de la ciudad de la luz que siempre tiene algo que ofrecer.

Dentro de las muchas actividades que puedes hacer están visitar la emblemática Torre Eiffel y si tienes oportunidad poder subirla, disfrutar de maravilloso arte en el Museo del Louvre para contemplar la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci, caminar por el barrio de Montmatre, realizar una sesión fotográfica en el Arco del Triunfo, sentarte para contemplar la famosa Catedral de Notre Dame y entrar para admirar su construcción aún más, visitar la tumba del emperador Napoleón, caminar por los campos Elíseos, tomar un trago por la noche en los cabarets de Moulin Rouge y, si eres más aventurero, dedica todo un día a Disneyland París donde te divertirás a lo grande.

Además, debes vivir la experiencia culinaria de probar los sabores y texturas de la cultura francesa con sus platos típicos como ratatouille, coq au  vin, confit de pato, quiché Lorraine, cassoulet, sopa de cebolla, caracoles y muchos más; además de sus vinos y quesos, una delicia. También debes aprovechar y comprar algún delicioso postre en sus múltiples pastelerías, ya que Francia es mundialmente reconocida por la oferta que ofrece como  fondant de chocolate, crepas, mousse de chocolate, tarta aux pommes, tiramisú, crème brûlée y los profiteroles.

Anímate a descubrir porqué Paris es una de las ciudades favoritas no solo de Europa, sino de todo el mundo, y recorre con nosotros estas recomendaciones que te hacemos:

Torre Eiffel: el monumento más emblemático de todo Francia visitado cada año por 7 millones de personas. Una obra de Gustave Eiffel, él la diseño y organizó su construcción para la Exposición Universal de 1889, año que se conmemoraba el centenario de la Revolución Francesa. También tiene una iluminación única ya que por las noches su faro resplandece en el cielo de la capital francesa; todo un espectáculo que se debe admirar. Claro que puedes subir a lo alto de la torre para admirar una vista 360º de todo París, además que encontrarás un elegante restaurante que debes reservar con anticipación si deseas tener una velada única.

Catedral de Notre Dame: de estilo gótico se encuentra en la isla de la Cité, que ha sido el centro de la ciudad de París desde la época medieval y romana. La entrada al templo es gratuita, pero si pagas un ticket adicional puedes subir a sus torres para admirar de cerca sus famosas gárgolas. Además, la vista desde las torres es una de las más hermosas de la ciudad.

Arco del Triunfo: uno de los monumentos más importantes de todo Francia que también cuenta con un mirador. En el interior del arco hay un pequeño museo que muestra datos sobre su construcción y una exposición que explica la importancia simbólica de este monumento.

Museo de Louvre: visitar uno de los museos de arte más importantes y prestigiosos del mundo es algo que debes hacer. La colección del Louvre comprende artes y oficios desde las civilizaciones antiguas hasta mediados del siglo XIX. Dentro de los más famosos están La Mona Lisa, la Venus de Milo y la Victoria Alada de Samotracia son sus tres obras más conocidas, pero su interior alberga 35,000 tesoros artísticos por lo que necesitas días para recorrer cada una de sus salas.

Barrio de Montmartre: ubicado en una de las colinas de la ciudad, podrás viajar en el tiempo a través del barrio más bohemio de París para comprobar porqué grandes artistas como Picasso, Dalí, Van Gogh y otros más decidieron vivir en este sitio. Además, sus calles albergan la Basílica del Sagrado Corazón, las locaciones más representativas de la película Amelie, y los cabarets más representativos incluido el famoso Moulin Rouge.

Versalles: este imponente sitio es el claro ejemplo de ostentación real en Europa. El lujo de este lugar es impresionante y muestra el lugar donde vivió el Rey Sol, Luis XIV. Considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el palacio de Versalles es una obra de arte, elegancia y lujo. Los jardines que alberga, además de ser hermosos, son el ejemplo claro del típico estilo francés. Deslúmbrate con la majestuosidad que encierra la Galería de los Espejos y también puedes visitar la casa privada de María Antonieta. Serás testigo de la arquitectura, el arte y el  buen gusto de la monarquía francesa porque en su interior aún cuenta con mobiliario francés del siglo XVIII de estilo barroco e imperial.

Crucero por el río Sena: esta es una de las maneras más increíbles y divertidas de recordar París porque este recorrido por el Sena te invita a admirar los monumentos más importantes de la ciudad desde otra perspectiva. Te aconsejamos hacer este crucero al atardecer para que lo disfrutes de manera aún más especial.

Galerías Lafayette: aunque es una tienda departamental en su interior podrás apreciar su enorme cúpula estilo art nouveau que ha hecho de este lugar una visita obligada para locales y turistas. Además, si subes al último piso, podrás visitar la terraza y admirar otras vistas desde las alturas.

Museo de Orsay: es el hogar de la colección del estado francés de obras impresionistas, postimpresionistas y de estilo art Nouveau, con obras maestras de Van Gogh, Monet, Renoir, Degas y Cézanne. Su riqueza artística lo ha convertido en uno de los museos de mayor importancia cultural del mundo, además que su encanto te atrapa de inmediato ya que antiguamente era una estación de trenes y fue transformada en este museo.

Tumba de Napoleón y Museo del Ejército: cerca de la Torre Eiffel se encuentra este imponente edificio del siglo XVII construido como residencia de los soldados franceses retirados del servicio, además que se encuentra la tumba de Napoleón la cual es imponente ya que  está construida en medio de una fosa en el Domo de los Inválidos para que los visitantes hagan una reverencia con la cabeza para poder verla. El Museo del Ejército es uno de los tres más grandes del mundo y explora la historia política, militar, social e industrial de Francia a través de varias exposiciones.

Panteón y Barrio Latino: este panteón es famoso porque es el lugar donde entierran a las personas ilustres de Francia donde antes era una Iglesia estilo romano dedicada a Santa Genoveva, la patrona de París. Además cerca encuentras el Barrio Latino por lo que es buena idea caminar por estas calles.

Disneyland París: En Europa es el único parque clásico de Disney donde encontrarás cinco mundos mágicos ambientados con los personajes y temática llena de fantasía, aventura, diversión. Podrás tomarte fotos en el famoso Castillo de la Bella Durmiente, conocer a los personajes más famosos de Disney y visitar emocionantes atracciones para  tener innumerables momentos mágicos. Además que este sitio celebra este año su 30 Aniversario por todo lo alto.

¡París tiene más de mil motivos para visitarla y es un destino que siempre te va a sorprender!

Recuerda que cada mes puedes disfrutar del beneficio Exclusive Deals, donde cuentas con la opción de solicitar tu paquete a increíbles destinos alrededor del mundo.

Artículos relacionados

Cinco razones para viajar a Barcelona Cinco razones para viajar a Barcelona 9 junio, 2016
La magia de las Baleares 20 agosto, 2019

Responder

12 + seven =